Ir al contenido

¿Qué es dominio y hosting? ¿Por qué son indispensables para mi sitio web?

En el mundo contemporáneo en el que vivimos se puede hablar de una existencia biplánica, es decir, en la que existimos en el mundo real y el mundo virtual. Se ha hecho muy conocida la frase “Si no existes en internet, realmente no existes”, que sobre todo aplica para los negocios, pero en realidad tiene cierto valor de verdad pues nos conecta con el mundo de la información.

La red nos permite conocer y dar a conocer información de todo tipo, de alguna forma todos encuentran su espacio en este universo digital. El internet es de todos y para todos, pero para poder integrarse hay que tener un conocimiento básico del uso de sus herramientas que al fin y al cabo han sido diseñadas para hacer la vida más sencilla de todos sus usuarios.

Esta simplicidad que las caracteriza tiene dos conceptos clave para poder iniciar tu presentación y conquista del mundo web que es el dominio y el hosting. La compresión de estos términos te permitirá tener un manejo básico de un espacio en internet que te permita ser parte de este mundo en el que todos quieren existir.

¿Qué es un dominio?

Cuando queremos entrar a un sitio web nos colocamos en la barra donde escribimos www.elsitioquebusco.com, el conjunto de caracteres que he tecleado vienen a conformar el dominio del sitio web; en otras palabras, es la dirección del sitio al que me quiero dirigir.

Este dominio es único, es decir que no hay dos sitios web con la misma nomenclatura. Es lo que lo hace único en el mundo virtual. Para que esta característica pueda mantenerse existe un complejo sistema que, explicaré a continuación.

Para poder identificar una máquina de internet tenemos su dirección IP que, consiste en una serie de números y puntos que también son únicos. De esta forma el navegador encuentra al servidor, es decir, el ente que emite la información. Sin embargo, las personas no recuerdan con facilidad una serie de números muy larga, así que se decidió facilitar el hallazgo de estas direcciones mediante su nomenclatura.

Los encargados de traducir las letras en números y viceversa son los servidores DNS (“Dominian Name System” tarducido es Sistema de denominación). Otra de las funciones de este sistema es la de tener una serie de protocolos que permite que estas nomenclaturas sean de forma única y puedan recordarlas.

Los dominios están compuestos por tres niveles. La nomenclatura de primer nivel que vendrían a ser las www, separadas por un punto del segundo nivel en el cual encontramos la nomenclatura de la dirección web. Finalmente, el tercer nivel son las terminaciones de las direcciones a la izquierda de la nomenclatura, de igual forma separa de ella por un punto.

Las diferentes terminaciones definen un dominio en cuanto a sus características de identidad y ubicación geográfica. Dentro del sistema web en un primer nivel se encuentran las nomenclaturas del eslabón más importante en la red. De esta forma pueden clasificarse en genéricos y geográficos.

Entre los dominios genéricos encontramos el .com (para empresas y web de carácter comercial), .net (proveedores de servicios), .org (organizaciones y entidades), .gov (Gobierno de los Estados Unidos), .edu (instituciones relacionadas con el sector educación), .mil (organizaciones militares de Estados Unidos), .int (organizaciones pertenecientes a la Unión Internacional de Telecomunicaciones). Aunque hoy en día son tantos los dominios en Internet que incluso un .org puede usarse para un blog, y son cada vez más las nuevas extensiones de dominio que salen al mercado como .name, .bio, .club, entre muchas otras.

Los dominios geográficos son una extensión de dos letras que nos indican el lugar de origen de un sitio web. Por ejemplo .es (España) .pe (Perú). Cada país tiene asignado un par de letras que lo identifican en el mundo web.

Ahora bien, seguro uno se formula la pregunta ¿Por qué es necesario un dominio web? Sobre todo, en el mundo del marketing un dominio propio facilita la creación de identidad, esta a su vez genera cierto valor de imagen y puede llegar a generar un valor agregado. Por otro lado, al existir en el mundo web tu conexión con clientes alrededor del mundo es más abierta y genera mayores oportunidades de conectar con ellos.

Sin embargo, no es tan fácil encontrar el nombre adecuado para un dominio en estos tiempos en los que los nombres “comunes “han sido saturados, encontrar la mezcla perfecta de caracteres puede suponer un problema. Dependiendo de nuestro rubro y a quien nos dirigimos es que podemos escoger el dominio. Por ejemplo, si queremos crear un sitio web en la que la apertura de nuestro público es global utilizamos el dominio .com, pero si queremos hacerlo específico para una zona geográfica, digamos Chile colocamos .cl.

Dentro de las principales características que debe tener un dominio encontramos como la principal la de fácil recordación, si el usuario puede asociarla o memorizarla obtendrá mayor cantidad de visitas. Debe ser además de fácil escritura, esto aumenta las probabilidades de ser recordada. Para que nuestro usuario pueda asociar nuestro sitio web debe tener relación con el rubro al que enfocamos la información contenida en el sitio. Si utilizamos palabras con sentido será más fácil relacionarla, por lo tanto, recordarla.

Ahora que sabes la utilidad y funcionamiento de un dominio web te preguntarás ¿Dónde puedo obtenerlo? Existen varios agentes encargados de dar nomenclatura y asignar dominios en el mundo. Entre los más conocidos tenemos a Network Solution que, es el que tenía el monopolio hasta 1999, la ICANN, ES-INC (para dominios .es). Estas empresas son las que se encargan de confirmar que la nomenclatura que tu propones es única y aplica según las normas que proponen.

El primer paso para poder realizar esta inscripción es asegurarte que el dominio está disponible, es decir, que es único. Luego se debe presentar una solicitud al agente con el que queremos registrar nuestro dominio llenando un formulario. Por último, se espera la confirmación del agente que nos exigirá el pago de una cuota, esta depende del periodo en el que queremos mantener nuestro sitio web y la naturaleza del agente.

Estos pasos solo son para el registro, el manejo de la web generalmente es administrado por el servidor que posee el DNS, en realidad los compradores del dominio también pueden manejarlo, pero lo recomendables es dejárselo al experto servidor. Como un servicio plus se pueden registrar cuentas de correo electrónico bajo este dominio.

¿Qué es un hospedaje web o hosting?

Se le denomina hosting o hospedaje web al lugar físico en donde se encuentra la web para hacerla accesible a los usuarios. Este lugar es posible gracias a los servidores, encargados de almacenar la información que posee una infraestructura tanto técnica como humana.

Este espacio cibernético nos ofrece el espacio web, es decir, un disco duro virtual que nos permite almacenar una variedad de archivos en diferentes formatos, la cantidad de almacenaje del hosting contratado dependerá de la naturaleza de la información que vayamos a administrar en nuestra web. Por ejemplo, si tenemos una página de películas se necesitará un hosting con mucha capacidad por la cantidad de datos que exige el formato para almacenar su información.

También puede ofrecernos bases de datos, generalmente se dan en los servicios de pago que recaban información de sus diferentes usuarios, pero para su uso se recomienda tener un conocimiento y manejo de datos más avanzado.

Existen varias tipologías de hosting que se dan de acuerdo a las necesidades de almacenamiento de los administradores web. Puede darse de manera compartida, en la que varios dominios comparten una misma RAM; otra de las tipologías más común es los dedicados que, son aquellos únicos para un sitio web, sin embargo, son más complicados pues el dueño del dominio suele ser quien lo administra.

Otra de las variedades son los servidores virtuales VPS, que son varias webs en un mismo hosting, pero con RAM independientes, los housing o colocación es decir que lo colocas en un lugar físico usualmente una compañía. Y por último tenemos a los planes reseller que, son aquellos que han sido utilizados y son revendidos.

Para adquirir un hosting puedes hacerlo tanto servidores gratuitos como de pago. Entre los gratuitos (Aunque no suelo recomendar un hosting gratuito por muchos factores) tenemos a Xidohost.com, razyhosting, y iEspaña; una de sus grandes desventajas son la publicidad y no nos muestra estadísticas sobre las visitas que recibimos. Entre los de pago tenemos All in Hosting y Piensasolution entre los más populares que nos ofrecen estadísticas y atención al cliente, añadiéndole la ausencia de la publicidad.

About the author

Erick Pardo Apasionado de Internet, blogger, música, tecnología y los tatuajes. Tratando de hacerme un espacio en la red. Erick Pardo

Publicado elTecnología

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

erickpardo.com © 2018 Todos los derechos reservados
Conversemos