Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Qué es CRO y para qué sirve?

Por Erick Pardo

El mundo del marketing digital está en constante expansión y cada vez más van apareciendo nuevos términos y nuevas prácticas que por su novedad no logramos entender muy bien en qué consisten. Hoy te hablaremos de CRO y te diremos por qué tienes que usarlo en tu proyecto web. Antes de explicar el tema pienso que debes saber qué es una conversión y en dicho enlace te lo explico.

Por sus siglas, CRO significa Conversion Rate Optimization (en español optimización del ratio de conversión) y comprende un conjunto de técnicas que tienen como meta mejorar el rendimiento de tu página web a través del aumento de su tasa de conversión.

¿Pero qué significa eso? que a través de estas herramientas podrás convertir las acciones que los usuarios realizan en tu página (compras, descargas, suscripciones) en ganancias económicas. Es por ello que el CRO está posicionándose como un enfoque útil y absolutamente necesario para rentabilizar cualquier emprendimiento web.

La generación de tráfico en tu página web, es decir la cantidad de usuarios que ingresan a ella y la exploran, es muy importante, pero ese tráfico por sí solo no garantiza que los usuarios hagan lo que tú deseas: comprar tus productos, por ejemplo. Justamente ese el problema que CRO apunta a solucionar a través de diversas estrategias y mucho análisis.

Es sencillo comprenderlo, si tienes una tienda online de ropa, no ganas nada con tener muchas visitas diarias si estos usuarios no compran tus productos. CRO se encarga de incrementar el porcentaje de ganancias, no obstante, como se trata de tasa de conversión, en muchas ocasiones no se traduce simplemente en la obtención de más ventas. Otros emprendimientos apuntan a que sus usuarios descarguen un contenido, llenen un formulario, pidan una cita, soliciten un presupuesto, etc. Todo dependerá de los objetivos de tu negocio.

En fin, el CRO no tiene como misión aumentar el tráfico, sino dirigir todos los esfuerzos para que ese tráfico se convierta en acciones, lo cual se traduce en ganancias para tu negocio.

¿De qué depende la tasa de conversión?

La tasa de conversión depende de varios elementos para aumentar su porcentaje, entre ellos están, por supuesto, el contenido de la web, el diseño y su estructura, así como la usabilidad.

La usabilidad te permite generar buenas experiencias para tus usuarios, sin embargo, por sí sola no garantiza conversión, por ello, ésta debe combinarse con la persuabilidad, que es la capacidad de que tiene tu página web de guiar a los usuarios hacia la acción que tú deseas, por ejemplo comprar o suscribirse.

¿Cómo funciona CRO y cuáles son los procedimientos?

Seguramente te estarás preguntando cómo CRO ayuda a que tu tasa de conversión suba, ¿cierto? Esta práctica tiene como objetivo averiguar las fallas y realizar cambios específicos de tu página web para ayudar fácil y rápidamente a los usuarios a que realicen la acción deseada.

Para optimizar la tasa a través de las prácticas de CRO, es necesario seguir un procedimiento lógico y ordenando que te permitirá establecer un norte claro para escoger bien qué cambios hay que realizar y si estos, efectivamente, son los correctos.

  • Objetivos y medición: lo primero es establecer tus objetivos claramente, así como las métricas que usarás para evaluar el estado de tu página.

  • Recopilación y análisis de datos: debes reunir la mayor cantidad de información posible y analizar qué áreas son perfectibles en tu web, cuáles son las zonas problemáticas y los cuellos de botella que no le permiten o invitan al usuario a realizar la acción esperada.

  • Hipótesis: tendrás que poner sobre la mesa una hipótesis o varias para ponerlas a prueba y comprobar si el cambio que sospechas, a partir de tus análisis, es el justo y necesario para tu página web.

  • Tratamiento y pruebas: para comprobar una hipótesis hay que ponerla en funcionamiento. Diseña y crea los bocetos para las páginas de prueba y ejecuta las pruebas controladas hasta alcanzar los objetivos esperados. Este paso se repetirá cuántas veces sean necesarias para lograr los objetivos propuestos y aumentar tu tasa de conversión.

Como ves, el procedimiento sigue la estructura del método científico. Se trata de establecer hipótesis a partir de análisis y comprobar qué cambios resultan favorables para tu página. Esto se da de manera indefinida, pues siempre los cambios serán perfectibles y la tasa de conversión siempre puede aumentar más.

Métodos de investigación de CRO

Ahora bien, para emprender tu investigación CRO en aras de analizar las fallas o falencias de tu página hay dos métodos fundamentales: los cualitativos y los cuantitativos.

Los métodos de investigación cualitativa se basan en técnicas como: entrevistas a usuarios con el objetivo de conocer cómo fue su experiencia de compra en la página; encuestas a los usuarios que navegan en el sitio; estudios de usabilidad en los que se invitan a usuarios a que realicen acciones específicas en la web.

Por otra parte, los métodos cuantitativos empleados para investigaciones de CRO suelen ser: Google Analytics, una de las herramientas más poderosas para recopilar datos que nos permiten entender el comportamiento de los usuarios en nuestra web; mapas de calor, que recopilan información sobre el viaje que hace el mouse en la exploración de nuestra web; y pruebas controladas que tienen como meta enfrentar a los usuarios a una versión actual de la página web y a otras versiones de la misma para saber cuál funciona mejor.

¿Por qué es tan importante el CRO?

Actualmente muchos se obsesionan con ubicar a su página web en las primeras pociones del ranking de los buscadores u obtener cada vez más tráfico, no obstante si deseas ganar dinero con tu proyecto no solo debes enfocarte en estas prácticas (correspondientes al trabajo de un SEO), sino que además necesariamente tienes que diseñar un proyecto CRO para convertir esos visitantes en potenciales clientes.

Un buen proyecto CRO te ayuda a rentabilizar tu proyecto, sacándole el máximo partido al tráfico de tu página web; reduce considerablemente los costos correspondientes a la captación de nuevos clientes; y complementa perfectamente tu estrategia SEO, potenciando tu página pues los buscadores premian las páginas fáciles de explorar, cuyos contenidos y estructura son claros y ordenandos.

Es importante resaltar que una página web necesita de una atención constante. Las mejoras que hagamos deben ser regulares, en función de las nuevas dinámicas y tendencias en aras de maximizar cada vez más las experiencias significativas de los usuarios y convertirlas en las acciones deseadas para aumentar las ganancias de nuestro negocio.

En ese sentido, los procesos de mejora son continuos y la aplicación de los procedimientos del CRO antes descritos (objetivos, medición, hipótesis, pruebas, análisis), son un ciclo que se vuelve a iniciar constantemente para mejorar tu tasa de conversión.

Los entornos digitales son cada vez más competitivos y ante su expansión vertiginosa y feroz competitividad, se hace urgente estar a la vanguardia de las nuevas dinámicas, prácticas, métodos y estrategias con el objetivo de maximizar la visibilidad y rentabilidad de nuestros proyectos.

CRO como SEO u otras prácticas de marketing digital, es un gran aliado para marcar la diferencia y ofrecer a los usuarios un producto de calidad, una experiencia única y un espacio para facilitar la vida cotidiana y obtener nuevos conocimientos.

Si aún te rompes la cabeza pensando por qué el tráfico de tu web no se traduce en ganancias, es momento de desarrollar tu proyecto CRO y alcanzar los mejores resultados.

Artículos relacionados...

Contactame Ahora